Ir al contenido principal

Terapia (microcuento)


Todas aquellas emociones la estaban ahogando. Construyó un cuaderno y escribió en él todas aquellas sensaciones, día tras día, incansablemente, y estas fluían a través de su pluma hasta quedar encarceladas en el papel. Cada vez que se sentía insuficiente, cada vez que creía notar cómo una mano invisible le oprimía el corazón. Cada duda, cada miedo. Lo dejaba salir todo, completamente desnuda ante la hoja en blanco.  Conforme escribía, sentía que se liberaba, que el peso del mundo liberaba sus hombros, sus pulmones se henchían y que,e n algún lejano, una estrella volvía a sonreírle. 

Irene, 2018.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El verdadero Jack Dawson

Saludos de nuevo. Ya sé que no acostumbro a subir nada en este blog que no sean cuentos o escritos fruto de mis reflexiones internas, pero hoy he querido publicar una historia real que durante este verano abstrajo mi mente. Confieso ser una gran entusiasta del Titanic, tanto de la película, que es mi favorita, como de las historias verídicas que encierra bajo su oxidada cubierta de metal.
Un buen día de estos en que las horas parecen transcurrir en años, estaba pasando canales sin apenas prestar atención a lo que aparecía en la pantalla y entonces vi este documental. Me resultó bastante interesante, así que me levanté del sofá y comencé a investigar. Encontré una página en inglés en la que contaba toda la historia y, dicho sea de paso, con bastante ayuda por parte de mi hermana, la traduje y elaboré la pequeña historia que os dejo aquí abajo. Espero que os guste y, como siempre, que disfrutéis tanto leyéndola como yo escribiéndola.
Un abrazo
Irene


En el cementerio Fairview Lawn de Nueva E…

El valle del miedo

¡Hola!  Llevaba ya un tiempo proponiéndome escribir un relato de terror por estas fechas. Pretendía subirlo el mismo día 31, pero entre unas cosas y otras me fue imposible. En cualquier caso, aquí lo tenéis por fin, aunque sea algo tarde.  Espero que disfrutéis al leerlo tanto o más que yo al escribirlo.  Un abrazo,  Irene 


EL VALLE DEL MIEDO
Tras las montañas de Escocia se halla oculto un pueblo cuyo nombre no se pronuncia. Está mal comunicado con el exterior y su población es escasa, pero no es esto lo que infunde tanto temor, sino la leyenda que se cierne sobre él como la niebla que siempre lo cubre; la misma historia que Noah Moore, periodista en ciernes, se disponía a registrar y cuya veracidad planeaba someter a su escéptico juicio. No se le escapaba que el verdadero motivo por el que su jefe le había autorizado a hacer aquel viaje había sido librarse de él, pero albergaba la esperanza de que aquel artículo le valiera al fin la columna que tanto ansiaba, incluso aunque esta resultara …

Las entrañas de la tierra

El hombre se detuvo al pie de la carretera, con la maleta en una mano y la mirada perdida en sus recuerdos. Sus ojos estaban enmarcados por unas profundas ojeras. Había sido un viaje precipitado y apenas había podido dormir en el autobús. En realidad, hacía mucho tiempo que no descansaba bien. Despertaba en mitad de la noche, presa de una furia desconocida, que lo empujaba a abandonar la calidez de su cama porque incluso eso le resultaba insoportable. Se paseaba de un lado a otro de la habitación, tratando en vano de sosegarse. Sin embargo, sabía muy bien que no podría conseguirlo a menos que volviera allí, aunque nunca llegaba a decidirse. De hecho, los numerosos psicólogos que había consultado habían tratado de disuadirlo de realizar aquel viaje. Había sido en uno de aquellos arrebatos nocturnos cuando ya no había podido soportarlo más, había lanzado una muda a la maleta y había tomado el primer autobús que había salido hacia el pueblo de sus abuelos. Pese al paso de los años no par…