martes, 13 de noviembre de 2012

OTOÑO

 Aquel tímido riachuelo se abría paso borboteando al tratar de sortear las piedras que encrespaban su camino, y a sus orillas sendos abedules se erguían imponentes sobre sus retorcidas raíces.
 Habían sus hojas cubierto el suelo, húmedo por la lluvia, regalando a la vista una nutrida variedad de ocres y dorados, intensificados por la luz crepuscular que hacía arder el paisaje.
 Y allí, a lo lejos, en pos de unas gotas de lluvia rezagadas, el arcoiris enmarcaba la escena: perfecta, utópica, eterna.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Transparent Teal Star